La acogida de los procesadores Ryzen 4000 de movilidad fue estupenda a principios de año, y ahora solo hace falta que estén ampliamente disponibles en el mercado. Pero la labor de desarrollo de los chips de movilidad de AMD de los próximos años evolucionará incansablemente. Los Ryzen 4000 son apodados Renoir, la siguiente generación será Cézanne y la posterior se conoce como Rembrandt. Estas dos últimas incluirán previsiblemente núcleos Zen 3 cuando lleguen al mercado, pero no está claro qué unidad gráfica integrarán.

Según Igor's Lab, aparentemente la serie Cézanne tendría unidad gráfica Vega, similar a la usada en los Ryzen 4000 de movilidad, los Renoir. El desarrollo de estos chips está todavía en curso, y según la información de que dispone el Igor Wallossek estaría en revisión A0 o preliminar, que es la de validación de los chips. El siguiente paso sería la B0, como en la que está el chip para la serie Vermeer de nuevas APU de sobremesa y que serían anunciadas el 7 de julio, centradas sobre todo en modelos para fabricantes de equipos originales y alguno más de sobremesa para tiendas.

Igor también pone la mirada en los chips de ultramovilidad, en la futura serie Van Gogh, también en revisión A0, y esta sí que parece que sería una unidad de procesamiento acelerado con unidad gráfica Navi, basada más especificamente en Navi 21. Estos Van Gogh serían los sucesores de los Dalí que conforman los Athlon 3000U. Aun así, no habría que esperar que aportaran más que dos o tres unidades de cómputo de esta arquitectura por su orientación económica, aunque podría ser para analizar la mejora de rendimiento de los Rembrandt de portátiles, que ya sí incluiría RDNA —los Ryzen 6000, quizás para 2022—.

38211 bytes 38206 bytes

Fuente: Igor's Lab. Vía: Videocardz.