Llevo muchos años utilizando los cubos de Shuttle por su tamaño compacto, y aunque hay cajas similares en el mercado, Jonsbo ha llamado mi atención con la V8. El tamaño de este cubo es de 260 mm × 249.5 mm × 390 mm y pesa 5.8 kg, con un exterior de aleación de aluminio y magnesio. El esqueleto se extrae desde el frontal de la caja, y tiene ciertas partes internas desmontables.

Se puede instalar en el V8 una placa base mini-ITX o mini-DTX estándar, y ponerle una refrigeración por aire de hasta 190 mm de alto o una refrigeración. Además de un ventilador de 200 mm preinstalado en el frontal, en la caja se pueden poner dos de 120/140 mm en la parte superior y uno de 120/140 mm en la parte posterior.

Tiene una rejilla lateral a modo de ventana y para darle un poco de aire a la tarjeta gráfica de doble ranura de ancho que se puede instalar, siempre que no tenga más de 330 mm de longitud. La fuente de alimentación deberá ser en formato SFX o SFX-L, no teniendo más de 125 de longitud.

El panel frontal tiene un USB 3.0, un USB 3.0 tipo C y un conector de audio de 3.5 mm. Hay espacio para instalar dos unidades de 3.5 pulgadas y una de 2.5 pulgadas en su interior.