El principal cliente de AMD en el terreno de los chips gráficos es Apple, y anualmente le compra varios millones de unidades. Esa relación especial hace que no tenga mayor problema en desarrollar soluciones a medida de Apple, y como resultado de ello se encuentra la Radeon Pro 5600M con 8 GB de HBM2. Está basado en el chip Navi 12 similar al usado en tarjetas gráficas como la RX 5700 XT, pero reduciendo su turbo hasta solo los 1035 MHz para que entre en un consumo de solo 50 W.

Es una mejora sustancial respecto al Radeon Pro 5500M usado hasta ahora en los MacBook Pro 16, y el primer análisis de esta tarjeta gráfica apunta al gran rendimiento del Radeon Pro 5600M. Se limita a usar pruebas de rendimiento enlatadas, como Geekbench 5 o Unigine, pero al menos sirven para comparar con la Radeon Pro 5500M y algunas otras como la Vega 20 de modelos anteriores, o las Radeon Pro Vega 48 y Vega 56 de los iMac e iMac Pro.

En juegos propiamente dichos solo hay las referencias de Apple, que lo sitúan entre un 30-35 % de mejora respecto a la Radeon Pro 5500M de 4 GB, tanto en Total War: Three Kingdoms como en Fortnite. Está en línea con la mejora de potencia de cómputo de 4 TFLOPS a 5.3 TFLOPS. En ciertas cargas de trabajo el mayor número de sombreadores —2560 frente a 1536, un 66 % más— y que no dependan tanto de la frecuencia puede hacer que se arrojen cifras de mejora superiores, como parece ser así en algunas pruebas enlatadas. Ahora ya solo faltaría que Apple se deshiciera de Intel y que le metiera un Ryzen 7 4800H para que sea un gran portátil.

192737 bytes 185304 bytes 192729 bytes 190487 bytes 185278 bytes 180468 bytes
Vídeo

Vía: 9to5Mac.