Razer ha estado mejorando los interruptores que usa en las teclas, y una de las mejores ideas ha sido el desarrollo de interruptores optomecánicos. A diferencia de los mecánicos, estos funcionando mediante el corte de un infrarrojo, lo que mejora la rapidez de respuesta en la presión y aumenta la vida útil de la tecla. El Huntsman Tournament Edition viene a ser la versión compacta del Huntsman que analizara más de un año, y resulta un modelo muy interesante.

Características

img_2046.jpg

Las versiones «para torneo», como llaman las compañías a muchos de los modelos compactos, vienen a ser modelos para transportar fácilmente de un lado a otro. De ahí que cuanto más compactos mejor, y pierden en el camino (al menos) el teclado numérico, como es en el caso del Huntsman Tournament. Pero viene a ser un modelo muy similar al Huntsman en el que se basa.

Huntsman Tournament Edition de Razer
Dimensiones362 mm × 140 mm × 37 mm
Peso752 gramos
ConexiónUSB tipo A a USB tipo C
Cable1.8 m
Interruptoresoptolineales de Razer
Disposición de tecladoEspaña
Detección individual de teclas
Extrasiluminación RGB
PVPR149.90 euros
PVP149.90 euros (mayo 2020)

Este modelo mide 362 mm × 140 mm × 37 mm y pesa 860 gramos, estando construido en plástico. Echo en falta el uso de materiales que puedan dar mayor sensación de calidad a los teclados de Razer, pero no se puede decir que tengan aspecto o den la sensación de ser baratos. El plástico usado es de gran calidad, con una buena textura, y en color negro mate.

Para facilitar el transporte este teclado, como otros compactos, tienen un cable separable. El incluido con el Hunstman Tournament es un cable forrado de tela trenzada que por un lado tiene un USB tipo A y por el otro, para conectar al teclado, un USB tipo C; el conector está en la parte izquierda del teclado. Las patas inferiores permiten la regulación en altura del teclado en dos posiciones diferentes.

154970 bytes 176496 bytes 127083 bytes 66272 bytes 130611 bytes 153543 bytes 171030 bytes 199237 bytes 147490 bytes 217589 bytes 137948 bytes 181505 bytes 176564 bytes 119435 bytes 75678 bytes 72391 bytes 121321 bytes 160524 bytes 166101 bytes 141566 bytes 115855 bytes

Los interruptores optolineales disponen de iluminación RGB individual (ARGB), por lo que la capacidad de crear efectos de color es superior. No se proporciona con el teclado un reposamuñecas, por lo que quizás el teclado se pueda quedar en una posición algo más incómoda para ciertos usuarios. Estos interruptores son de respuesta inmediata debido a que el punto de actuación se activa simplemente al cortar esa barrera de infrarrojos, y no se producen efectos de rebote u otros que se pueden producir en los interruptores normales.

En cuanto al programa de configuración, todo se realiza a través de Synapse 3.0. Es muy completo en cuanto a características, con una buena interfaz gráfica, y permite configurar todos los dispositivos de la compañía (o compatibles de otras). Desde este programa se pueden crear y modificar macros, cambiar las acciones de todas las teclas, y la iluminación a través de Chroma Studio. Esa iluminación se puede sincronizar con otros dispositivos conectados al equipo.

279384 bytes 435315 bytes 328062 bytes 57776 bytes 116768 bytes

Conclusión

img_2063.jpg

Razer está utilizando por el momento bastante poco los interruptores optomecánicos, probablemente por un mayor coste de producción, pero será interesante más variedad de modelos con estos interruptores. En el caso de los interruptores del Huntsman Tournament, son de tipo optolineal, similar a los MX rojos de Cherry, por lo que son muy rápidos. No tienen clic sonoro, por lo que el ruido que generan depende de lo fuerte que se le dé a las teclas.

El sistema de iluminación en los teclados de Razer siempre es excelente, y en este caso no es distinto. Es totalmente personalizable y con buen nivel de brillo. Lo que echo en falta, quizás por mi forma de escribir, es un reposamuñecas, pero la inclinación del teclado se ajusta bien y por tanto no llega a ser un problemón. La escritura en este teclado resulta cómoda, aunque al ser un interruptor lineal personalmente no me gusta para esta labor. Prefiero los táctiles, los que tienen un punto de actuación que se nota para evitar aporrear teclas hasta el final y que así no terminen doliendo las yemas tras horas de escritura.

Como teclado para jugones, el Huntsman Tournament es excelente. Apelará a los que quieran algo más compacto para sus escritorios, y sobre todo para aquellos que usen ante todo el equipo para jugar. También a aquellos que quieran un teclado transportable, en lo cual el cable retirable será una bendición, aunque se eche en falta una bolsa de transporte. En general, es un teclado resistente, de buena calidad de fabricación y con unos interruptores optolineales de gran calidad y en varios aspectos superiores a los tradicionales mecánicos lineales.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Los interruptores optomecánicos son excelentes.
  • Buen conjunto de características.

Lo peor

  • No incluye reposamuñecas.