En los últimos días había rumores de que Trump intentaba asegurarse de que las principales fundiciones de chips del mundo abrieran nuevas fábricas en EE. UU. y por el momento se ha confirmado que TSMC va a hacerlo. Se tratará de una de las más avanzadas del mundo ya que se centrará en la fabricación de obleas con un proceso litográfico de 5 nm, se empezará a construir en 2021 y entrará en funcionamiento en 2024. No es que para entonces sea de lo más puntera, pero el proceso de 5 nm será el más empleado.

TSMC invertirá 12 000 millones de dólares en la planta entre 2021 y 2029, lo que supondrá también la creación de 1600 puestos de trabajando altamente cualificados así como cientos de puestos indirectos relacionados con la actividad de la planta. Se ubicará en Arizona (EUA), y se une a la fábrica que ya tiene en el país en el estado de Washington y los centros de desarrollo en Tejas y California.

La producción de esta fábrica en el momento de su apertura se situará en 20 000 obleas mensuales, que está muy por debajo de lo que producen algunas de las fábricas taiwanesas de la compañía que se sitúa sobre las 100 000 obleas mensuales. Se puede presuponer que los 12 000 millones invertidos entre 2021 y 2029 estarán también orientados a expandir la producción e ir mejorando la maquinaria.

TSMC se felicita por el apoyo de la Administración estadounidense y el estado de Arizona, y por «las futuras políticas de inversión» que adoptará EE. UU. para «crear un entorno competitivo a nivel global para la operación de tecnología punta de semiconductores» en el país. Aunque una instalación como una fundición de chips requiere de personal altamente cualificado y al final puede ser indiferente tenerla en EE. UU. que en China, las compañías fabrican desde el sudeste asiático debido a la cercanía a las materias primas, lo que reduce costes de compra y transporte. Por tanto, lo anterior hay que leerlo en clave de que EE. UU. y el estado de Arizona habrán ofrecido incentivos fiscales para la producción desde el país y abaratar los costes durante un periodo determinado. También se intuye de las palabras de TSMC que pueden tener en estudio la apertura de nuevas fábricas en el país, como a Trump le gusta.

Vía: TechPowerUp.