Nvidia se ha tomado con calma dar el paso a litografías más avanzadas para sus chips gráficos porque básicamente con el actual proceso de 12 nm usado en los Turing consigue lo mismo que AMD a 7 nm. Pero en ese paso a los 7 nm el aumento de potencia y la reducción de consumo van a ser notables, aunque solo sea porque se sabe perfectamente lo que aporta ese paso, incluido en lo referente a chips más compactos.

La Universidad de Indiana ha indicado que ha invertido 10 millones de dólares en una supercomputadora llamada Big Red 200 tipo Shasta de la empresa Cray y que usa las tarjetas gráficas de próxima generación de Nvidia. La supercomputadora está totalmente activa, por lo que han dejado algunas perlas sobre los componentes que usa, y sobre todo sobre esas tarjetas gráficas de Nvidia.

Uno de los comentarios procede de Brad Wheeler, el vicepresidente de tecnologías de la información de la universidad, que ha asegurado que son un 70 a 75 % más potentes que los actuales modelos de Tesla V100. Es difícil sacar conclusiones con lo dicho porque se carece del contexto de en qué situación tiene esa potencia extra, y tampoco se describe el consumo de la tarjeta —Nvidia podría optar por dar solo un empujón de potencia al chip en sí, reduciendo sustancialmente el consumo, lo cual es muy importante para centros de datos y supercomputadoras—.

Los chips gráficos Ampère serán presentados previsiblemente en marzo durante una de las GPU Technology Conference (GTC) que celebra Nvidia a lo largo del año.

Vía: AnandTech, Guru3D.