Broadcom es uno de los principales fabricantes de chips de comunicaciones, y los procesos litográficos más avanzados son su mayor aliado. Aunque los 7 nm no sea el más puntero, porque lleva en el mercado desde hace más de un año, ahora es el momento en que llegarán más chips fabricados con él por la reducción de costes. Es un aspecto igualmente importante para este tipo de chips porque deben conformar equipos con ciertos requisitos de consumo y en despliegues a gran escala.

Broadcom ha anunciado el chip Tomahawk 4, fabricado por TSMC, que incluye 31 000 millones de transistores y es el más grande desarrollado por la compañía. Este tipo tiene una velocidad de transferencia de 25.6 Tb/s (3.2 TB/s), duplicando la velocidad del Tomahawk 3 fabricado a 16 nm que fuera presentado en 2017.

El principal problema de los centros de datos se centra en la velocidad de las redes Ethernet, y los conmutadores de la propia Broadcom que incluyen este Tomahawk 4 están siendo ya adquiridos por Google, Microsoft, Tencen, Uber o Alibaba. Son compatibles con mecanismos avanzados de balanceo de carga, y abre la interfaz de programación (API) de su conmutador con las API denominadas Open Network Switch API (OpenNSA).

xhzwaeb3342hz6vdjy8kpf-970-80.jpg
glf46d5hz7ywdksc.jpg
slwaoxk1lzcnmtzn.jpg

Vía: TechPowerUp.