Samsung tiene la mayor parte del pastel de las unidades de estado sólido y es gracias sobre todo a que es la que más ha hecho por avanzar la tecnología del sector. Fue la primera en poner la memoria NAND apilada —NAND 3D, llamada V-NAND por la compañía— en el mercado, y la expansión de la producción desde entonces no ha parado. Ahora planea expandir significativamente la producción de su V-NAND en China.

La inversión se situaría en torno a los 8000 millones de dólares para expandir la fábrica que tiene en la ciudad de Xian. A pesar de que en los últimos dos años el precio de la NAND ha bajado sustancialmente, su demanda ha seguido en aumento. Eso sí, para evitar una bajada excesiva de su precio la mayoría de compañías cancelaron los planes de expansión de producción durante 2018 y principios de 2019, pero para 2020 la cosa va a cambiar.

La producción actual de la planta se sitúa en las 120 000 obleas al mes, y tras la expansión se alcanzarán las 130 000 obleas al mes con maquinaria aparentemente nueva para producir NAND 3D de 136 capas o más. La compañía no ha confirmado oficialmente las cifras de producción o costes de la expansión, más allá de indicar que sería «flexible» a la hora de expandir la producción de Xian.

Vía: AnandTech.