AMD es la comidilla del barrio tecnológico y eso significa que los rumores de sus futuros productos se han disparado porque además crean mucha expectación. Los Ryzen 4000 iniciarían su andadura en enero, probablemente presentados en el CES, pero en su vertiente de movilidad. Esos Ryzen 4000 serían las unidades de procesamiento acelerado (APU) que combinan unidad de procesamiento (CPU) general y gráfica integrada (iGPU), porque los de sobremesa no se esperan hasta casi el verano.

Además de la sustancial mejora de potencia que tendrían estas APU de tipo Ryzen 4000 debido a la arquitectura Zen 2 de sus núcleos de procesamiento —al menos un 15 % a misma frecuencia de funcionamiento—, la iGPU se mantendría de tipo Vega pero el proceso de fabricación litográfico de 7 nm permitiría que su frecuencia subiera de los 1250 MHz hasta los 1750 MHz de acuerdo con los actuales rumores.

Esa mejora de 500 MHz supondría un importantísimo aumento de rendimiento, aunque no es fácil valorarlo ahora mismo porque dependería de la memoria con la que se combinara. Probablemente con una de 2400 MHz no supusiera una excesiva ventaja, pero con 3733 MHz en adelante probablemente sí. Al fin y al cabo el rendimiento de las iGPU está ligado al tipo de memoria que se use en el equipo.

Vía: Hot Hardware.