Nvidia ha distribuido la versión 441.41 WHQL de sus controladores GeForce, poniendo el ojo en la llegada al mercado de Halo: Reach. También mejora el rendimiento y características de Quake II RTX, con una mejor iluminación global con trazado de rayos.

Eso incluye sobre todo mejoras en los reflejos y refracciones, con posibilidad de configurar el número de rebotes para dar mayor calidad a costa del rendimiento. También se puede activar el suavizado temporal de Nvidia y mejoras en los reflejos en cristales gruesos con una opción experimental que permitirá representaciones más realistas. Que a Quake II la verdad es que lo «realista» tampoco es que le siente demasiado bien.

La compañía también ha anunciado la implementación para Vulkan y OpenGL del sistema de nitidez de image llamada tal cual, Image Sharpening, y que se puede activar en el panel de control de Nvidia.

En cuanto a las soluciones de problemas, solucionan un cuelgue del Red Dead Redemption 2 con la biblioteca gráfica Vulkan cuando está en SLI, así como problemas de parones en el juego en algunos equipos con procesadores de cuatro y seis núcleos. Shadow of the Tomb Raider también es mejorado al evitar un cuelgue al usar DirectX 12, y en Forza Horizon 4 se soluciona un problema de bajo ancho de banda de retransmisión tras jugar durante largos periodos.