Turtle Beach es una marca asentada en el sector de los auriculares, con mayor o menor éxito, pero tiene modelos muy interesantes como los últimos Atlas Aero. Junto a ellos llegó otro producto un poco diferente como es un adaptador de conector de 3.5 mm a USB, el Atlas Edge, y que puede ser utilizado por cualquier auricular para mejorar su sonido.

El adaptador Atlas Edge incluye un DAC que aporta sonido NX 3D de Waves a los auriculares, que es un tipo de sonido envolvente virtual, pero también aporta la tecnología de oído sobrehumano de la compañía que es un filtro para aumentar ciertas frecuencias y audibles ciertos sonidos que podrían pasar desapercibidos en los juegos.

534420 bytes 566988 bytes 530453 bytes 557109 bytes 335809 bytes 360539 bytes 511005 bytes

El cable de este adaptador/potenciador de sonido tiene una longitud de 1.5 m, y es meramente eso: en un lado tiene un conector de 3.5 mm hembra y en el otro un macho USB para conectarlo al ordenador. Más sencillo no podría ser, y en este caso el PVPR es de unos 30 euros.

Todo el control de sus capacidades de audio se centran en el Control Studio, que es el programa que se usa también para controlar los Atlas Aero y que parece que Turtle Beach va a usar en un futuro para otros productos. También es la herramienta que se utiliza para actualizar el firmware del producto.

En él se pueden controlar bastantes capacidades de audio, como el potenciador de graves y agudos, mejorar el nivel de las voces para hacer los diálogos del juego más legibles, cambiar la mezcla del chat y sonido del micrófono de los auriculares.

204603 bytes 196688 bytes 202850 bytes 208033 bytes

Otros parámetros que se pueden ver y que se pueden controlar incluyen el micro en sí, el ruido del mismo, y las capacidades de oído sobrehumano y audio NX 3D de Waves que es lo que puede resultar más interesante de este adaptador/potenciador de sonido. Otra pestaña permite ecualizar el sonido, que no puede faltar en un producto de este tipo, y en otra se pueden establecer atajos para activar y desactivar características del centro de control de Turtle Beach.

Hasta ahora no he hablado de ninguna característica innovadora y que no esté en otros auriculares de la compañía, pero no es ese tipo de producto. Al final se trata de un adaptador de 3.5 mm a USB para usar un DAC (conversor digital-analógico) especial para modificar la señal de audio antes de llevarla al mundo analógico y el usuario la escuche.

Pero en este caso, el Atlas Edge puede resultar una opción interesante para mejorar el sonido de un equipo que no tenga una tarjeta de sonido dedicada, y pocas se venden ya hoy en día. En las placas base baratas o un poco avanzadas el DAC suele ser alguno básico de Realtek, y el proporcionado por Turtle Beach es sustancialmente superior.

El sonido se escucha mucho mejor, tras haberlo probado varios auriculares con conector de 3.5 mm en un equipo con buen DAC como es un MacBook Pro frente a usarlo con una placa base B360, y está en la línea de lo que se puede esperar de Turtle Beach en el apartado del audio. Sus auriculares incluyen siempre un gran sonido, aunque al final recorte en algunos modelos en comodidad o materiales, pero nunca en calidad de fabricación que siempre es muy buena —tampoco es lo mismo los auriculares de 15 euros que venden frente a los de más de 100 euros, obviamente—.

Dicho eso, y teniendo en cuenta que hay que instalar Control Studio para que funcionen correctamente por USB —son los controladores y centro de gestión, no solo esto último—, me parece un producto para un nicho de mercado como es el de los que quieren mejorar el audio de su equipo con algo externo en lugar de con una tarjeta gráfica. Tiene la ventaja de la portabilidad, y la desventaja de que quizás no va a proporcionar la misma calidad que una tarjeta de sonido de 30 o 40 euros. Pero sin duda el sonido envolvente NX 3D hace mucho por convertirlo en un competidor potente de esas tarjetas de sonido.