NZXT sigue metiéndose en nuevos sectores y lo hace en esta ocasión en el del audio con tres productos distintos pero relacionados. Empezando por los auriculares AER, son un modelo circumaural que se vende con las copas cerradas y abiertas para ajustarse más a la calidad de sonido que prefiera el usuario, y tienen un coste de 129.99 euros/dólares.

Tiene un peso de unos 290 g, con una diadema acolchada y una estructura que estará disponible en color negro y en blanco. Los transductores son de 40 mm, con una respuesta en frecuencia entre los 20 Hz y los 50 000 Hz, con una impedancia de 32 Ω y una sensibilidad de 90 dBA, con sonido 7.1 virtual. El micrófono es flexible y se puede retirar, teniendo una respuesta en frecuencia entre los 100 Hz y los 10 000 Hz, con una sensibilidad de –35 dBA.

La estación de audio MXER tiene un coste de 99.99 euros/dólares y se trata de un amplificador de audio, con dos salidas posibles entre las cuales se puede conmutar, mezclador de voz del usuario y audio del juego con un deslizador de transición. Incluye un conversor digital-analógico (DAC) desarrollado por Wolfson que es de 24 bits y 96 kHz. Aporta audio 7.1 virtual a los auriculares conectados.

Por último, el soporte STND cuesta 39.99 euros/dólares y es básicamente eso, un soporte bastante alto hecho de acero en color negro para los auriculares con espacio debajo para poner un mezclador como el MXER u otros elementos.