Razer está aprovechando poco la compra de THX para sus soluciones de sonido, pero los Kraken Ultimate podrían suponer un cambio. El diseño general que tiene es el habitual de la compañía, generalmente cómodos y de tipo circumaural con una diadema con acolchado uniendo ambas copas, y con un peso de 275 g bien distribuido.

Los transductores tienen un tamaño de 50 mm y están hechos de neodimio que, junto al sonido Spatial Audio de THX, Razer asegura que tiene una sensación superior al audio envolvente 7.1. Las copas incluyen iluminación RGB configurable, y se conectan por un puerto USB con un cable forrado de tela trenzada de 1.3 m de longitud.

La calidad de sonido está respaldada por una respuesta en frecuencia entre los 20 y 20 000 Hz, con una impedancia de 32 Ω, una sensibilidad de 109 dBA y una potencia máxima de entrada de 30 mW. El micrófono unidireccional retráctil con cancelación activa de ruido tiene una respuesta en frecuencia entre los 100 y 10 000 Hz, misma impedancia, relación señal/ruido superior a 60 dB y una sensibilidad de –45 dB. Los mandos de volumen y control del audio espacil THX están situados en la copa izquierda.

Su precio es de 149.99 euros.