Samsung ha anunciado el último añadido a su gama de portátiles con un interesante convertible y ultraportátil a la vez, el Galaxy Book Flex, que llega en modelo con pantalla de 13.3 y 15.6 pulgadas con misma resolución de 1920 × 1080 píxeles. Mientras que el Flex 13 pesa 1.15 kg y tiene 12.9 mm de grosor, el Flex 15 tiene 14.9 mm y 1.57 kg, sin variar demasiado en prestaciones.

La pantalla táctil es de tipo QLED, con 600 nits de brillo máximo. Como procesadores tendrá varios modelos de Core de 10.ª generación de Intel, de la serie Ice Lake fabricados a 10 nm, y acompañados de hasta 16 GB de memoria LPDDR4X de 3733 MHz, y hasta 1 TB de SSD de tipo PCIe.

El portátil incluye wifi 802.11ax, Bluetooth 5.0, dos Thunderbolt 3, un USB 3.0 tipo C, un conector de audio de 3.5 mm y lector de tarjetas micro-SD. El portátil incluye una base de carga inalámbrica Qi. Opcionalmente se puede adquirir el modelo de 15.6 pulgadas con una gráfica GeForce MX250 de Nvidia con 2 GB de VRAM.

Fuente: Samsung.