Sharkoon ha anunciado la caja RGB Flow, un nuevo modelo económico que integra iluminación RGB en el frontal y lateral. Su diseño interior está compartimentado y tiene ventana lateral. Tiene un tamaño de 481 mm × 206 mm × 424 mm (al. × an. × pr.) y pesa 6 kg, con espacio para instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX.

Dispone de bandejas para dos unidades de 3.5 pulgadas en el compartimento de la fuente de alimentación, la cual puede tener hasta 215 mm de largo. El disipador del procesador puede tener hasta 165 mm de altura, y la longitud de la tarjeta gráfica que se instale puede tener hasta 350 mm. Incluye un concentrador para cuatro dispositivos RGB con el que se puede controlar la iluminación entre catorce modos distintos predefinidos, o a través de placas base de MSI, Gigabyte y otras marcas.

Se pueden instalar dos ventiladores de 120 mm en el frontal, dos de 120/140 mm en la parte superior y uno de 120 mm en la parte posterior. Se vende con uno de 120 mm preinstalado en el frontal. En el panel de conexiones tiene dos USB 3.0, un USB 2.0 y dos de audio de 3.5 mm. También se pueden instalar seis unidades de 2.5 pulgadas.

Su precio es de 54.90 euros.