Corsair ha anunciado una nueva caja con insonorización, la Carbide 110Q. La caja mide 480 mm × 210 mm × 418 mm (al. × an. × pr.) y pesa 6 kg. Incluye paneles con insonorización en los laterales, frontal y parte superior, y dispone de filtros en todas las entradas de aire.

Se pueden instalar tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en la parte frontal, así como uno de 120 mm en la trasera. No es una caja con una gran capacidad de refrigeración, pero no es ese tipo de caja. También se pueden instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX. En cuanto a las conexiones, hay en la parte superior-frontal dos USB 3.0, uno de audio de 3.5 mm de cuatro polos, y botones de reinicio y arranque.

La máxima longitud de tarjeta gráfica es de 330 mm, el disipador de procesador puede tener hasta 160 mm y la fuente de alimentación hasta 180 mm. En el compartimento de la fuente hay espacio para dos unidades de 3.5 pulgadas, se pueden poner dos de 2.5 pulgadas en la plancha de sujeción de la placa base, y se puede instalar otra unidad de 5.25 pulgadas accesible quitando el panel frontal.

Su precio es de 59.99 euros.

Vía: TechPowerUp.