Aerocool ha presentado su nueva caja de PC llamada Streak y que está orientada al sector económico ya que su coste es de 29.90 euros. Por ese precio tampoco se puede esperar gran cosa en cuanto a distribución, pero al menos exteriormente da bastante el pego. Tiene incluso un panel lateral transparente, aunque no es de cristal sino de plástico grueso.

En el frontal tiene dos tiras de ledes RGB para iluminación que se pueden ajustar en dieciocho modos de funcionamiento distintos. La caja en sí es una semitorre más bien pequeña, con un tamaño de 412.8 mm × 190.1 mm × 382.6 mm (al. × an. × pr.) y un peso de 2.7 kg. Solo hay un habitáculo para todos los componentes, por lo que la ventana lateral dejará ver todo.

En este caso, Aerocool ha optado por situar la fuente de alimentación en la parte superior, y teniendo en cuenta que solo permite instalar dos ventiladores de 120 mm en el frontal y uno de 80/92 mm en la parte trasera, no es para equipos cuyos componentes puedan consumir más de 150 o 200 W. Para algo en la línea de un procesador de 65 W de TDP y una GTX 1650, o directamente un Ryzen 5 3400G, es una buena caja barata. Aerocool indica que se puede instalar un radiador de 240 mm en la parte frontal.

Se pueden instalar disipadores de hasta 151 mm de altura y tarjetas gráficas de hasta 335 mm, así como placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX. También hay espacio para ajustar cuatro discos de 2.5 pulgadas y tres de 3.5 pulgadas. El panel de control superior tiene dos USB 2.0, un USB 3.0, dos conectores de audio de 3.5 mm, botón de arranque, reinicio y de control de los ledes del frontal.