Gigabyte ha anunciado una nueva placa base que va a poner a la venta en breve para los procesadores Ryzen 3000. Se trata de la X570 AORUS Master que, como el resto de placas base con el chipset X570, apunta a ser un modelo caro. Tiene un formato ATX estándar con un tamaño de 24.4 cm × 30.5 cm, y tiene su buena dosis de iluminación RGB a lo largo y ancho de la placa base.

Se pueden instalar cuatro módulos de memoria DDR4 que pueden funcionar hasta al menos 4400 MHz a través de perfiles de memoria extremos, que es una de las principales novedades de los Ryzen 3000 —mejor compatibilidad con los módulos de RAM actuales—. También dispone de tres ranuras PCIe 3.0 ×16 más una cuarta PCIe ×1, con tres ranuras para unidades de estado sólido intercaladas, dos hasta 22110 y otra hasta 2280, todas con su propio dispersor integrado.

Incluye seis conectores SATA3, cabezal para USB 3.1 tipo C en el frontal de la caja, cuatro conectores para tiras de ledes RGB y ARGB, varios de ventilación y bombas de agua, y varios cabezales USB 2.0 y USB 3.0 adicionales. También incluye dos chips de control Ethernet, uno de 1 Gb y otro de 2.5 Gb, y un códec de audio ALC1220-VB de Realtek con conversor digital-analógico Sabre.

En el panel trasero hay cinco conectores de audio de 3.5 mm, uno SPDIF, cuatro USB 2.0, dos USB 3.0, tres USB 3.1 y un USB 3.1 tipo C. La placa base también integra wifi 802.11ax (Wifi 6) y Bluetooth 5.0. Dispone de catorce fases de alimentación para el procesador, y la placa se alimenta con dos conectores PCIe de ocho pines.

Vía: TechPowerUp.