ASUS ha presentado una nueva placa base en formato mini-ITX a menos de dos semanas de que lleguen los nuevos Ryzen 3000. Específicamente, las nuevas unidades de procesamiento acelerado (APU) que llegan en ella, como son los Ryzen 3 3200G y Ryzen 5 3400G, porque esta placa base no es compatible con el resto de procesadores Ryzen 3000 que tengan núcleos Zen 2.

Esta placa base es la Prime A320I-K, que está orientada al sector económico. Incluye dos bancos de memoria para DDR4-3600 a través de perfiles de memoria extrema, una ranura M.2 y una PCIe 3.0 ×16. También tiene cuatro puertos SATA3, y en el panel trasero tiene un HDMI, un DisplayPort, cuatro USB 3.0, dos USB 2.0 y un RJ-45.

La placa base incluye un códec de audio básico, un ALC887 de Realtek, y un chip Ethernet de tipo RTL8111H de Realtek. El tamaño es el estándar, de 17 cm × 17 cm, y cuenta con otros cabezales como dos para tiras de ledes RGB, cuatro para ventiladores de la caja, y un sistema básico de alimentación para el procesador. Para la alimentación precisa del habitual ATX de veinticuatro pines además de un PCIe de ocho pines.