Nvidia tampoco ha superado el criptocrac, y sigue la senda de AMD ya que esta perdió un 23 % de ingresos en el primer trimestre del año. Nvidia ha anunciado que en el T1 2019 ha ingresado 2220 millones de dólares, que supone una fuerte caída del 31 % de los ingresos respecto al primer trimestre de 2018, o apenas un 1 % más intertrimestral.

Los beneficios de la compañía no han mejorado pese a tener un mayor margen bruto respecto al último trimestre de 2018, el cual se ha situado en el 58.4 % frente al 64.5 % del mismo periodo de 2018. Por eso los beneficios han pasado de 1295 M$ a solo 358 M$, lo que supone que los pierde un 72 % de los beneficios.

A partir de ahora, y teniendo en cuenta que los resultados del segundo trimestre de 2018 ya reflejaron el criptocrac, la comparación interanual va a dar una mejor imagen de la situación tanto de Nvidia como de AMD. Será interesante porque quizás el próximo año por estas fechas lleguen las tarjetas gráficas de Intel, y se precisará de una comparación fiable para saber cómo afectará a las veteranas de las tarjetas gráficas.

Nvidia destaca que en el primer trimestre llegaron las GTX 1650, 1660 y 1660 Ti y su relación potencia-consumo, y que hay cada vez mayor adopción del trazado de rayos. Pero tampoco hablaría mucho de esto último, porque tampoco son tantos los estudios que estén adoptándolo, en parte porque es una tecnología nueva y por tanto está siendo difícil de implementar, y por otra porque Nvidia necesita madurar la tecnología —y eso podría llegar a finales de este año—.

tdn06c7i2kkvzfkv.jpg

Vía: Guru 3D.