Google tiene varios frentes legales abiertos con la Comisión Europea, y uno de ellos se ha cerrado con la imposición de una multa de 1490 millones de euros. El caso se refiere al abuso de posición dominante que ha realizado Google para introducir a los que usan la Búsqueda personalizada de Google —como el buscador que usamos en esta web— únicamente la posibilidad de mostrar anuncios de AdSense.

Las legislaciones de competencia no permiten que una empresa con una posición dominante en un sector A obligue a sus clientes a optar por sus productos del sector B, por razones obvias. Esto se traduce en que Google con su posición dominante en el mercado de los buscadores lo ha aprovechado para que sus clientes usen únicamente AdSense como proveedor de anuncios.

Según la investigación de la Comisión Europea, entre 2006 y 2009 la única opción de anuncios que había era AdSense, y a partir de entonces permitió que se mostrará anuncios de otra red —por ejemplo de la de Yahoo— pero solo si se mostraban los de AdSense en las primeras posiciones y luego se mostraban los de la otra red. Ambos casos han sido considerados como abuso de posición dominante. La CE pone el siguiente ejemplo:

p039879-718757.jpg

Margrethe Vestager, la comisaria de Competencia, ha indicado que esta multa por uso irregular de posición dominante se ha impuesto en base a las prácticas de más de diez años en la Unión Europea. Tienen en cuenta que la cuota de mercado de Google en el sector de los buscadores es del 90 %, mientras que el de la publicidad en línea es superior al 75 %.

La multa es exactamente de 1 494 459 000 euros, que se corresponde al 1.29 % del volumen de negocios de Google en 2018, según estipulan las normas sobre multas de la UE. Google dejó de llevar a cabo gran parte de estas prácticas anticompetitivas en 2016 después de que la CE publicara un pliego de cargos contra Google con esta acusación, por lo que se le exige que desista en estas prácticas ilegales.

Unida a las multas de 2420 M€ y 4340 M€ impuestas a Google en 2017 y 2018 por abuso de posición dominante en su buscador con resultados de compras y por prácticas ilegales en Android privilegiando su motor de búsqueda, Google ya ha sido multada con más de 8200 millones de euros en la Unión Europea.

Vía: Ars Technica.