Aerocool ha presentado la caja Klaw, que está orientada a un público que busque una caja con mejores acabados y más sólida que el resto de gamas de gama baja que presenta la compañía. El frontal tiene tres franjas de iluminación ARGB (RGB direccionable) y tres ventiladores de 120 mm ARGB, pudiéndose controlar esta iluminación a través de un botón en el panel frontal o con un mando a distancia incluido.

Esta semitorre tiene un tamaño de 445.5 mm × 228 mm × 461 mm (al. × an. × pr.) con un peso de 7.52 kg, y dispone de dos paneles laterales de cristal templado. El interior compartimentado acepta placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX, y en el compartimento de la fuente de alimentación se pueden instalar fuentes de hasta 180 mm y dos unidades de 3.5 mm con sus bandejas.

En la plancha de sujeción de la placa base también se pueden instalar dos unidades de 2.5 pulgadas para las que se incluyen bandejas. Se pueden instalar tres ventiladores de 120 mm en el frontal o dos de 140 mm, dos de 120/140 mm en la parte superior, y uno de 120 mm en la parte posterior.

Hay espacio para instalar disipadores de hasta 164 mm de altura y tarjetas gráficas de hasta 370 mm de longitud. En el panel frontal de conexiones hay dos USB 2.0, un USB 3.0, dos de audio de 3.5 mm, más los botones de control de ARGB, arranque y reinicio. La caja también incluye un concentrador de conexiones ARGB.

El precio de la caja es de 74.95 euros.