Huawei ha renovado el MateBook X Pro, pero también ha anunciado el MateBook 14, que incluye la pantalla con un alta proporción de pantalla-frontal que alcanza el 90 %. Tiene un diseño similar, hecho en aluminio y buenos acabados, con un tamaño de 307.5 mm × 223.8 mm × 15.9 mm y un peso de 1.49 kg, lo que le aleja un poco de lo que es un ultraportátil.

Aun así, eso beneficia al sistema de refrigeración y a la tarjeta gráfica que incluye, ya que es una GeForce MX250 con una potencia de diseño térmico de 25 W, que puede ser mayor que la incluida en el MateBook X Pro, por lo que se vuelve de nuevo a lo de tener multitud de versiones de una tarjeta gráfica con el mismo nombre. Se trata de una costumbre que me resulta molesta. El procesador incluido puede ser un Core i5-8265U o un Core i7-8565U según la versión, si bien habrá modelos que no tengan la tarjeta gráfica dedicada, siendo sustancialmente más baratos.

La pantalla es de 14 pulgadas con una resolución de 2160 × 1440 píxeles con una buena calidad de color, cubriendo el 100 % de la gama sRGB, con un brillo máximo de 300 nits y un contraste estático 1000:1. Puede tener 8 GB o 16 GB de memoria LPDDR3 a 2133 MHz, y el almacenamiento es de 256 GB o 512 GB según la versión.

En cuanto a los conectores, dispone de un USB 2.0, un USB 3.0, un USB 3.0 tipo C y un HDMI, más conectividad wifi 802.11ac, y Bluetooth 5.0. Integra la misma cámara emergente en una de las teclas, el lector de huellas dactilares en la parte superior derecha del teclado retroiluminado, batería de 57.4 Wh para hasta 15 h de reproducción de vídeo a 150 nits, y tiene carga rápida para dar hasta tres horas de autonomía con una carga de 15 minutos. El sonido estéreo integrado es de tipo Atmos de Dolby, y cuenta con cuatro micrófonos de buena calidad.

Su precio partirá de los 1199 euros por el modelo con Core i5, 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento.