Huawei ha dado comienzo a las grandes presentaciones del Mobile World Congress que se celebra en España, en la ciudad de Barcelona, durante los próximos días y lo ha hecho con un teléfono plegable además de algunos anuncios menos interesantes. A diferencia del Galaxy Fold, la pantalla del Mate X se pliega hacia afuera, lo que ciertamente me parece una desventaja para evitar que se raye, pero plegado es más fino con 11 mm frente a los 17 mm del Galaxy Fold. Abierto mide 161.3 mm × 146.2 mm × 11 mm, y pesa 295 gramos.

Abierto tiene una pantalla OLED de 8 pulgadas con una resolución de 2480 × 2200 píxeles, mientras que plegado se queda una pantalla de 6.6 pulgadas en un lado con 2480 × 1148 píxeles, y por el otro es de 6.38 pulgadas con 2480 × 892 píxeles. En esta última cara es donde se queda la cámara para fotos paisajísticas y autofotos desarrollada por Leica con triple sensor, el principal siendo de 40 Mpx, el segundo de 16 Mpx de gran angular y el tercero de 8 Mpx para teleobjetivo.

huawe-mate-x.jpg

El procesador incluido es un Kirin 980 junto a 8 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1. Este móvil incluye conectividad 5G de hasta 4600 Gb/s de descarga (575 MB/s), que estará disponible en breve en varias de las ciudades más importantes del mundo, pero hasta el próximo año no estará desplegada en una parte significativa de las ciudades del mundo. Es por tanto una tecnología para demostrar que ya la tienen lista pero sin poder utilizarse en el mundo real hasta dentro de unos meses. Pero por lo que va a costar el móvil, al menos se agradece.

La batería de esta phablet o fableta, además en el más puro sentido de fusión de teléfono y tableta, es de 4500 mAh y se recarga por un puerto USB tipo C con una carga superrápida de 55 W. Eso significa que se cargará al 85 % de su capacidad en apenas media hora.

huawei-mate-x-.jpg

Incluye un lector de huellas dactilares en el lateral, y tiene doble ranura SIM. Llegará con Android 9.0 preinstalado, y con una capa de personalización para sacarle partido a la pantalla. Eso implica que se podrán poner dos aplicaciones una al lado de la otra, o jugar más con el tamaño de la misma, así como la gestión de las dos pantallas con que cuenta al plegar el móvil.

Su precio va a ser de 2299 euros.

624429 bytes 836762 bytes 4654773 bytes 4015504 bytes 2407760 bytes 1196640 bytes 1864541 bytes 4287733 bytes