Xiaomi está demostrando que no solo de la gama baja vive la empresa, y para reforzar su apuesta por la gama media-alta, por no decir directamente a la alta, ha anunciado el Mi 9. Su diseño externo es similar a una infinidad de móviles que hay en el mercado y no hay nada que destacar en ese terreno. Lo más reseñable son dos cosas: la inclusión de una trasera de cristal que permite carga inalámbrica de hasta 20 W, el doble de lo habitual; y que incluye un lector de huellas dactilares integrado en la pantalla.

Este último apartado es gracias a incluir una pantalla AMOLED de 6.39 pulgadas con resolución de 2340 × 1080 píxeles, con 600 nits de brillo máximo. Tiene una pequeña muesca en la parte superior a la que se suelen referir las compañías como gota de agua, y que es bastante menos molesta que la del iPhone y similares. El tamaño es de 157.5 mm × 74.67 mm × 7.61 mm con un peso de 173 gramos, lo que lleva al 90.47 % la ratio pantalla-frontal.

El procesador es un Snapdragon 855, que es una versión mejorada del Snapdragon 845, que dispone de una atípica configuración de un núcleo Kryo 485 Gold (Cortex-A76) a 2.84 GHz para tareas mononúcleo (como JavaScript), tres Kryo 485 a 2.42 GHz, y cuatro Kryo 485 Silver (Cortex-A55) a 1.8 GHz. La unidad gráfica es una Adreno 640.

Teléfonos de Xiaomi
Mi 9 Mi 8
Compañía Xiaomi Xiaomi
Pantalla 6.39" AMOLED 6.21" AMOLED
Resolución 2340 × 1080 px 2280 × 1080 px
Procesador Snapdragon 855 Snapdragon 845
Memoria 6 GB 6 GB
Almacenamiento 64 GB 64 GB
Batería 3300 mAh 3400 mAh
Cámaras (tr./fr.) 48+12+16 Mpx/20 Mpx
Peso 173 g 175 g
SO Android 9.0 Android 8.0
Extras NFC,
doble SIM,
carga rápida,
carga inalámbrica,
lector de huellas,
USB tipo C
NFC,
doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C

Habrá distintas versiones de configuraciones de memoria y almacenamiento, partiendo de los 6 GB de RAM y llegando a los 12 GB en una edición especial. El almacenamiento es de 128 GB o 256 GB de tipo ultrarrápido UFS 2.1.

La batería es quizás algo más escueta, por ese grosor del móvil, que se queda en los 3300 mAh, y además de la carga inalámbrica, se recarga por un puerto USB tipo C entregando hasta 27 vatios, con lo que se recargará totalmente en menos de una hora y media. La conectividad incluye wifi 802.11 ac y Bluetooth 5.0, con NFC.

Entrando en el terreno fotográfico, en el que Xiaomi ha incidido más, la cámara trasera dispone de una disposición de triple sensor. El principal es de 48 Mpx con apertura ƒ/1.75 (IMX586 de Sony), la secundaria es de 12 Mpx con apertura ƒ/2.2 (S5K3M5 de Samsung) con zum óptico de dos aumentos, y la terciaria es de 16 Mpx con apertura ƒ/2.2 (IMX481 de Sony) y gran angular de 117º. Puede grabar vídeo a 4K y 60 FPS, teniendo estabilización óptica de imagen. Promete sacar de las mejores fotos del mercado, tanto con mucha o poca luz.

Se pone a la venta el 26 de febrero por un precio que parte de los 2999 yuanes, o unos 400 euros al cambio directo sin impuestos —será unos 500 euros cuando se ponga a la venta en España—. La versión con 8 GB de RAM costará 3299 yuanes (unos 430 euros sin impuestos), y la versión especial con parte trasera transparente costará 3999 yuanes (unos 530 euros sin impuestos).

dims.jpeg