Vivo ha presentado un nuevo teléfono de gama media, y uno de esos por los que las marcas chinas se han hecho famosas. El U1 es un modelo de bajo coste, 799 yuanes o unos 105 euros al cambio directo sin impuestos, que aporta un buen diseño con una pantalla de 15.7 cm (6.2 pulgadas) con una resolución de 720 × 1520 píxeles y una mínima muesca superior.

Además, incluye un procesador Snapdragon 439 de ocho núcleos Cortex-A53 en dos clústeres de cuatro que funcionan a 1.95 GHz y 1.45 GHz con una unidad gráfica Adreno 505. Tiene 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, si bien también se venderán modelos de 3+64 GB y 4+64 GB.

Tiene un tamaño de 155.1 mm × 75.09 mm × 8.28 mm, que es algo grande pero en la tónica de lo que se está presentado hoy en día, y además es a prueba de agua y polvo con certificado IP58. La batería es de 4030 mAh con un conector de carga micro-USB, lo que le dará una gran autonomía.

Por último, la cámara trasera es de 12 Mpx de apertura ƒ/2.4 con una secundaria de 2 Mpx, y la frontal es de 8 Mpx. La versión de Android con la que llega es la 8.1 con la capa de personalización FunTouch 4.5. Se pone a la venta el 26 de febrero.

Vía: GSM Arena.