El almacenamiento de alto rendimiento UFS (Universal Flash Storage) para dispositivos móviles lleva ya unos años disponible, y ha hecho mucho por dotarles de una mayor fluidez. No tanto en lo que se refiere a su rendimiento de lectura/escritura secuencial sino la aleatoria, porque la NAND que usa permite altas velocidades de lectura/escritura aleatoria, muy por encima de la memoria flash usada en el almacenamiento eMMC de la mayoría de móviles. La tercer versión va a estar en breve disponible ya que Toshiba ha anunciado los primeros chips UFS 3.0.

La compañía usa su memoria NAND 3D a la que denomina BiCS —un acrónimo del inglés bit column stacked, o columna de bits apilados— en la última que tiene disponible de 96 capas por chip, BiCS4. La memoria UFS 3.0 estará disponible en capacidades de 128 GB, 256 GB y 512 GB, por lo que apunta al sector de la gama alta ya que no será especialmente barata, pese a que ahora mismo la memoria NAND está en general bastante más barata que hace año y medio, y su precio sigue bajando a diario.

Estos chips de UFS 3.0 incluyen en el mismo paquete usado, un FBGA-153, un controlador para este tipo de memoria, y todo en un tamaño de solo 11.5 mm × 13 mm. Con la configuración de 11.6 Gb/s por canal de esta memoria en una configuración de dúplex completo se podría alcanzar la velocidad máxima de la especificación de UFS 3.0 que son los 2.9 GB/s, lo que lo situaría en la órbita de lo que se puede conseguir en las unidades de estado sólido que se venden para ordenadores de sobremesa. Sin embargo, Toshiba habla de un rendimiento 70 % a 80 % superior al de UFS 2.1, lo que hace ver que en las primeras partidas puede que estos chips no alcancen la velocidad máxima.

Puesto que actualmente Toshiba está creando muestras de esta memoria y enviándoselas a sus socios para que la prueben, los primeros dispositivos con UFS 3.0 con esta memoria de Toshiba llegarán más avanzado el año, si bien no se ha dado una fecha concreta. También esperan que se utilice es sistemas de realidad aumentada, como las gafas autónomas, además de en móviles y tabletas.

Vía: AnandTech.