Uno de los formatos estándar de placa base —y digo estándar porque fue desarrollado por Intel— es el mini-STX, el cual tiene un tamaño de 140 mm × 147 mm. Es muy pequeño e ideal para los mini-PC. El Deskmini A300 de ASRock es el primer barebón que se presenta para procesadores Ryzen con un zócalo AM4 en este formato mini-STX. Es similar a los otros Deskmini de la compañía, con un volumen de solo 1.9 L al tener un tamaño de 80 mm × 155 mm × 155 mm.

Está construido con una carcasa en color negro, con suficientes rejillas de ventilación, si bien en en general solo entra algún disipador con ventilador para refrigeración el procesador Ryzen. Se puede incluir cualquier APU y Athlon de AMD de generación Raven Ridge (Ryzen 5 2400G y Ryzen 3 2200G), así como los Athlon de generación Bristol Ridge.

La placa base incluye dos bancos de memoria DDR4 para hasta 2933 MHz ya que usa un chipset básico A300 —algo recortado del A320—, además de dos ranuras M.2 2280 y una M.2 2230 para un combo de wifi más Bluetooth. También se puede instalar dos unidades de 2.5 pulgadas dentro del equipo.

En cuanto a la conectividad y conexiones, hay una versión que Deskmini A300W que se vende con ese combo wifi+Bluetooth, y el equipo dispone de un DisplayPort, un HDMI, un USB 2.0, tres USB 3.0, un USB 3.0 tipo C, un VGA, un RJ-45 y conectores de audio de 3.5 mm. Se vende junto a un cargador de 120 W.

a300-smallapu_mobile.jpg