Lenovo es uno de los fabricantes más prolíficos de PC, ya sean sobremesas, portátiles y sus variantes como convertibles. El año pasado anunció el Yoga 730, un convertible bastante interesante, y este año lo ha renovado en forma del Yoga C730. Es un equipo que ahora llega con una pantalla táctil AMOLED de 15.6 pulgadas como principal característica, con una resolución de 3840 × 2160 píxeles y un contraste estático 100 000:1.

El equipo tiene un tamaño de 360 mm × 249 mm × 16.95 mm y pesa 1.89 kg. Incluye un procesador Core i7-8565U acompañado de hasta 16 GB de memoria DDR4, así como 512 GB de almacenamiento PCIe 3.0 ×4. Aquellos que quieran o necesiten más potencia gráfica y estén en casa podrán conectarle una tarjeta gráfica a través de su puerto Thunderbolt 3.

También cuenta con dos USB 3.0 tipo C, un HDMI, un conector de audio de 3.5 mm, wifi 802.11ac, y Bluetooth 5.0. Dispone de un lector de huellas dactilares compatible con Windows Hello, y se vende con un lápiz digital Active Pen 2 que detecta 4096 niveles de presión. El sistema de audio es de JBL, e integra también el acceso al asistente Alexa además de a Cortana.

Su precio parte de los 1649 dólares y estará disponible en abril.