Acer ha presentado un nuevo portátil para jugar, y se trata de uno que está orientado a la gama alta, Predator Triton 500. Tiene un diseño similar a otros portátiles de las series Triton y Helios, y en este caso cuenta con pocos marcos de pantalla superior y laterales, llevando la ratio pantalla-frontal al 81 %. Además Acer destaca que tiene 17.9 mm de grosor y pesa solo 2.1 kg, con lo que no es el habitual mamotreto que son algunos portátiles potentes pero comparativamente más baratos.

Incluye un teclado con retroiluminación RGB por tecla y corto recorrido. La pantalla es de 15.6 pulgadas con resolución de 1920 × 1080 píxeles con un refresco de 144 Hz y 3 ms de tiempo de respuesta, y según la tarjeta gráfica que tenga el modelo puede tener G-SYNC. Eso será si tiene una GeForce RTX 2080 Max-Q, mientras que el modelo base tiene una GeForce RTX 2060.

El procesador es en todos los casos un Core i7-8750H, acompañado por 16 o 32 GB de memoria DDR4-2667, con 512 GB de almacenamiento PCIe 3.0 ×4, si bien el modelo más caro tiene dos SSD de 512 GB. Tiene un Thunderbolt 3, tres USB 3.0, un HDMI, un mini-DisplayPort y dos de audio de 3.5 mm.

El precio del Predator Triton 500 parte de los 1999 euros y estará disponible en febrero.