Lenovo ha presentado la renovación de su mejor ultraportátil, ThinkPad X1 Carbon de 7.ª generación, y lo hace con un ligero rediseño que lleva hasta los 14.95 mm su grosor, con un peso de 1.08 kg. Es un equipo que ofrece una buena potencia y diseño para aquellos que quieran un equipo liviano, si bien como ocurre con todos estos equipos será a un precio notablemente superior al portátil estándar. Está hecho íntegramente de aluminio con una pantalla casi sin marcos.

En este terreno, la pantalla es de 14 pulgadas en un «cuerpo de portátil de 13 pulgadas», como le gusta decir a la compañía. La pantalla pasa a tener una mayor calidad, con opciones de FHD y 300 nits o una 4K UHD de 500 nits de brillo máximo. El modelo anterior tenía solo opción de QHD. El procesador también mejora a los Whiskey Lake U, por lo que incluirá previsiblemente un Core i7-8565U, que tiene una gráfica integrada UHD 620.

Para los que quieran más potencia gráfica el ThinkPad X1 Carbon incluye dos puertos Thunderbolt 3, dos USB 3.0, un HDMI, y un adaptador USB a GigabitEthernet. Dispone de 16 GB de memoria, previsiblemente LPDDR3 a 2133 MHz como el modelo anterior, con hasta 2 TB de unidad de estado sólido (SSD) de hasta 2 TB. Como opción de configuración también ofrecerá un panel 1080p de bajo consumo con el que puede alcanzar las 15 horas de autonomía. El sonido cambia para incluir altavoces con sonido Atmos.

Se pondrá a la venta en junio a partir de 1709 dólares.

Vía: The Verge.