Microsoft dio el visto bueno para jugar con teclado y ratón en la Xbox One, si bien los desarrolladores son los que tienen que decir implementar su uso en los juegos, pudiendo discriminar (o no) entre aquellos jugadores que usan mando y los que usan teclado y ratón para evitar ventajas anticompetitivas. Razer es el socio oficial de Microsoft en esta empresa, y ha presentado finalmente su primer combo de teclado y ratón para Xbox One llamado Turret.

El teclado incluye una alfombrilla rígida que se oculta en su interior y se puede extraer cuando se quiera, así como una zona de reposamuñecas integrado en el teclado. Su tamaño es de 390 mm × 194 mm × 36.93 mm, con un peso más elevado de lo normal con 1.86 kg. Los interruptores mecánicos disponen de iluminación RGB integrada, y hay una tecla específica para acceder a Guía como la incluida en los mandos de Xbox One. Razer menciona que tiene unas 11 horas de autonomía con la luz activada o 43 desactivada.

El ratón está basado en el Mamba Wireless y tiene un tamaño de 125.7 mm × 70 mm × 43.2 mm y un peso de 106 gramos. Es para diestros, y cuenta con dos botones adicionales en el lado izquierdo y dos más en la superior. Al igual que el teclado, tiene conexión inalámbrica a través de un adaptador USB en la banda de los 2.4 GHz, si bien se incluyen cables de 2.1 m para su uso y recarga. Cuenta con un sensor óptico de 16 000 PPP, con velocidad de 450 PPS y una acelación de 50 G. Razer habla de unas 30 horas de autonomía con la luz activada o 50 desactivada.

Su precio es de 249.99 dólares. Se puede reservar ya en Estados Unidos, y en el resto del mundo estará disponible a lo largo del primer trimestre de 2019.