Micron ha presentado un nuevo chip de memoria para aumentar su densidad en los teléfonos inteligentes y ahorrar espacio. Son chips de memoria monolítica LPDDR4X que tienen una capacidad de 12 Gb (1.5 GB), con mejoras de consumo y velocidad. Esas mejoras proceden de que son chips monolíticos, o dicho de otra forma, que son producidos usando una única pieza de silicio en lugar de apilar varios chips como suele ocurrir para aumentar su capacidad y reducir la complejidad de fabricación.

El problema principal que hay a la hora de producir chips monolíticos de memoria es la tecnología necesaria para ello, que es bastante más avanzada. La recompensa de investigar en este terreno es que para Micron supone una reducción sustancial del coste de producción de cada chip de memoria, reduciendo su superficie al acortar las líneas de conexión entre las capas de memoria, y que además lleva a una reducción del consumo del 10 %.

Estos chips funcionan a una velocidad 4266 Mb/s por pin, y están producidos con un proceso de fabricación de clase 1Y nm —alguno entre los 10 y 19 nm—. Generalmente, por fiabilidad, la DRAM y también la NAND suelen fabricarse usando procesos de fabricación probados y estables.

Vía: The Tech Report.