Xiaomi es un productos de dispositivos muy prolífico, y no le hace ascos a purificadores de aire o patinetes, si bien es más conocida por sus teléfonos. En el terreno del audio tiene varios auriculares, y los últimos que ha presentado, Mi AirDots, son un modelo inalámbrico de botón que también se les suele llamar pinganillos en España.

Utilizan Bluetooth 5.0 para emparejarse con móviles, tabletas y PC de todo tipo, compatible con Bluetooth 4.2. Incluyen un pequeño transductor de 7.2 mm, y son relativamente gruesos para quedar bien sujetos a la oreja. Aunque este tipo de pinganillos no me gusta demasiado, resultan de bastante utilidad para usarlos de manos libres por la calle y escuchar música sin estar preocupados por el cable de conexión al móvil.

Incluyen micrófono, por lo que se pueden usar para contestar llamadas, y también para controlar la reproducción de música. Su precio se sitúa en los 199 yuanes, o unos 25 euros al cambio directo sin impuestos —probablemente se situarán más hacia los 30 o 35 euros—, pero por características distan bastante de ser competencia de los AirPods de Apple, y por tanto no creo que sean una «versión barata» de ellos como afirman muchos titulares, dando la impresión de que antes de los AirPods no hubieran existido los pinganillos o como si hubieran redefinido el sector.

Hay muchos otros modelos, incluso sobre ese mismo precio en el mercado, y más baratos. Lo importante será la calidad del sonido, que no suele ser muy buena cuando se habla de algo Bluetooth y más de 25 euros. Estos se acompañan de una caja de recarga, mencionando una autonomía de unas cuatro horas, y hasta doce cargándolos repetidamente en la caja, con un tiempo de recarga de 90 minutos.