El Tiburón Negro de Xiaomi, 黑鲨 en chino, pero conocido por su traducción al inglés Black Shark, es una marca usada por la compañía para teléfonos orientados a jugar. Ahora cuenta con un nuevo modelo, Black Shark Helo, que no mejora precisamente al anterior sino que más bien es una versión algo más económica pero muy parecida. El tamaño del dispositivo es similar, con 160 mm × 75.25 mm × 8.7 mm y un peso de 190 gramos, y mantiene diseño externo, si bien ahora incluye iluminación RGB en los laterales. Indispensable en cualquier producto para jugar que se precio. O eso parece.

La pantalla aumenta ligeramente hasta las 6.01 pulgadas y mantiene resolución de 2160 × 1080 píxeles con las esquinas algo redoneadas, y tiene algo menos de brillo máximo, pasando a ser de 430 nits frente a los 550 nits de la anterior. Aun así, Xiaomi dice que mantiene calidad de color DCI-P3 y que es compatible con contenido de alto rango dinámico (HDR). Si 550 nits es poco para HDR, 430 nits es un mal chiste. Eso sí, el teléfono cuenta con altavoces estéreo frontales.

Comparativa de teléfonos
Black Shark Black Shark Helo
Compañía Xiaomi Xiaomi
Pantalla 5.99" 6.01"
Resolución 2160 × 1080 px 2160 × 1080 px
Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845
Memoria 6 GB 6 GB
Almacenamiento 64 GB 128 GB
Batería 4000 mAh 4000 mAh
Cámaras (tr./fr.) 12+20 Mpx/20 Mpx 12+20 Mpx/20 Mpx
Tamaño 161.62 × 75.4 × 9.25 mm 160 × 75.25 × 8.7 mm
Peso 190 g 190 g
SO
Extras doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
doble SIM,
carga rápida,
lector de huellas,
USB tipo C
Precio

El sistema en chip (SoC) o procesador del teléfono es un Snapdragon 845 de ocho núcleos Kryo 385 con un clúster funcionando a 1.8 GHz y otro a 2.8 GHz, y una unidad gráfica Adreno 630 a 710 MHz. Se venderá en versiones de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento y de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 en ambos casos. La batería es de 4000 mAh, compatible con carga rápida 3.0 de Qualcomm de 18 vatios, y se recarga a través de un conector USB tipo C.

no4-bg.jpg

Xiaomi hace referencia a que dispone de refrigeración líquida, pero en realidad son dos meros caloductos como los que atraviesa cualquier disipador de refrigeración por aire, por lo que dista bastante de ser refrigeración líquida. Vamos, no se os ocurra llamarlo refrigeración líquida salvo que la gente que queráis que la gente que sabe sobre esto os mire raro. Eso sí, no niego que situarlo junto con placas de disipación no tenga un efecto positivo en las temperaturas del SoC, y de hecho Xiaomi promete 12 ºC menos en él. Es una mejora respecto al Black Shark, ya que este solo incluía un caloducto.

no12-bg.jpg

La cámara trasera es de 12 Mpx con apertura ƒ/1.75 y tamaño de píxel de 1.25 μm, con una secundaria de 20 Mpx y misma apertura. La cámara delantera es de 20 Mpx con apertura ƒ/2.2 y un tamaño de píxel de 1.0 µm. Dispone de un lector de huellas dactilares en la parte posterior. También tiene wifi 802.11ac y Bluetooth 5.0.

Los mandos con que se acompaña al Black Shark Helo han sido rediseñados, con un aspecto mejorado y se sitúan uno en cada lateral al estilo de los Joy Con la Switch, si bien no era nada novedoso cuando los mostró Nintendo, y no lo son ahora. De hecho, con la carcasa que se vende, estos mandos se fijan en posición como los de l Switch, a través de un par de rieles. Pero demuestran que Xiaomi quiere diferenciar el Black Shark Helo en el mercado de los móviles para jugar con estos mandos, el diseño y la supuesta refrigeración mejorada, pero no lo hace incluyendo una pantalla de 120 Hz, una pantalla con más brillo máximo o un procesador subido de vueltas, por ejemplo.

Pero este equilibrio de características hace que su precio sea de 3199 yuanes, o unos 400 euros al cambio directo sin impuestos, por el modelo de 6 GB de RAM. Hay otro modelo de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento que costará 3499 yuanes o unos 440 euros. Se pone a la venta el 30 de octubre.

Vía: EnGadget.