Microsoft ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos de servicios en la nube con Satya Nadella al frente de la compañía. Lo demuestra trimestre a trimestre con unos resultados financieros que la mantienen en lo más alto del mundo empresarial, y en el tercer trimestre de este año ha vuelto a superarse. La compañía ingresó 29 084 millones de dólares, o un 19 % más que en el mismo periodo de 2017, lo que también le ha dejado unos beneficios de 8824 M$, o un 34 % más interanual. Los inversores se han visto recompensados con un 36 % más de beneficios por acción.

La división de Productividad y Procesos Empresariales ha mejorado resultados un 19 % hasta los 9771 M$, la de Nube Inteligente ha ingresado 8567 M$ o un 24 % más, y Computación Más Personal un 15 % más hatsa los 10 746 M$.

La primera de ellas se dedica a Office, LinkedIn y otros servicios en la nube, con Office 365 mejorando sus ingresos un 36 %. La segunda es Azure, que sigue demostrando su importancia para Microsoft con una mejora de los ingresos del 76 % y con los servidores y otros productos relacionados mejorando un 28 %. La última es un cajón de sastre en el que recalan Windows OEM —mejora un 3 %—, Windows de consumo y empresarial —mejora un 12 %—, Xbox mejora un 44 %, el buscador Bing un 17 % y Surface mejora un 14 %.