HyperX, la marca jugona de Kingston, ha renovado su ratón Pulsefire FPS con la versión Pulsefire FPS Pro que mantiene el diseño externo pero cambia el sensor y añade iluminación RGB en una zona, configurable. El nuevo sensor es un PMW3389 de PixArt, que es de hasta 16 000 PPP, con una velocidad de 450 PPS y 50 G de aceleración. Por defecto está configurado para cambiar entre 800, 1600 y 3200 PPP, pero se puede configurar totalmente a través del programa NGenuity de HyperX.

El ratón tiene un tamaño de 127.6 mm × 71.1 mm × 41.90 mm y tiene un cable de 1.8 metros forrado de tela trenzada que termina en un conector USB 2.0. El peso del ratón es de 95 gramos sin el cable y de 130 gramos con él. Los interruptores de los botones son de OMRON, teniendo una durabilidad de 20 millones de clics. Tiene un botón adicional en la parte superior, y dos más en el lateral izquierdo.

La parte inferior tiene dos amplias almohadillas que minimizan el rozamiento, para conseguir movimiento suaves. También incluye una memoria interna para almacenar hasta tres perfiles de configuración de la iluminación y botones y no depender de que esté instalado el programa de configuración en el equipo en el que se use.

Su precio es de 59.99 euros.