Nvidia presentó en el CES de enero las pantallas para juegos de gran formato o BFGD (big formato gaming display), y desde entonces poco se ha vuelto a oír hablar de ellas. Ahora empieza a haber movimiento en este terreno, con ASUS activando la página de su modelos BFGD, el ROG Swift PG65, en su sitio web, con un mínimo de información de qué son, si bien no está todavía activa la página de especificaciones técnicas.

Estos monitores llegan avalados por G-SYNC HDR, y usan un panel concreto fabricado por AUO que tiene unas características impresionantes de color y refresco. Es de 65 pulgadas, con una resolución de 3840 × 2160 píxeles, con un refresco de 120 Hz y 1000 nits de brillo máximo, cubriendo la gama de color DCI-P3, necesaria para ser compatible con el contenido de alto rango dinámico (HDR), y específicamente el estándar HDR10.

Una vez que Nvidia ha conseguido hacer funcionar sin problemas al unísono tanto G-SYNC como HDR, los monitores o televisores con G-SYNC HDR irán llegando poco a poco. No parece que sea un panel fácil de fabricar para AU Optronics, pero la calidad del mismo ya se ha hecho evidente con la puesta a la venta el PG27UQ de ASUS de 27 pulgadas con G-SYNC HDR.

Otra característica adicional de estos BFGD es que incluyen un dispositivo SHIELD, lo que los permite acceder a través de Android TV a los servicios de retransmisión favoritos de todo el mundo, como Netflix, Prime Video, YouTube, Hulu o HBO. El apartado más interesante es la capacidad de transmitir juegos desde un PC en otra sala al televisor para aquellos que tenga una tarjeta gráfica más o menos actual de Nvidia.

De momento, sobre el precio es mejor no hablar. Quizás en el IFA de Berlín de principios de septiembre haya novedades con respecto a estos televisores/monitores.

Vía: Guru3D.