Nvidia se ha sacado de la manga un nuevo nicho de mercado de monitores al que ha llamado pantallas para juegos de gran formato o BFGD. Para ello ha recurrido a AU Optronics para crear un panel de 65 pulgadas con G-SYNC HDR, con resolución de 3840 × 2160 píxeles, un refresco de 120 Hz, 1000 nits de brillo máximo, compatibles con HDR10, calidad de color DCI-P3 y una baja latencia de entrada para que sean óptimos para juegos. Aunque alguna imagen de Nvidia los muestra en el escritorio del PC, su sitio natural de uso será el salón.

Para ello incluye Android TV con la retransmisión de un sistema SHIELD integrado. Los primeros modelos que llegarán al mercado son el ROG Swift PG65 de ASUS, Omen X 65 de HP, y el Predator BFGD de Acer. Todos comparten las características del panel indicadas, por lo que solo cambian el diseño externo y características de gaymer, como la iluminación del modelo de ASUS.

El sistema SHIELD los permite acceder a través de Android TV a los servicios de retransmisión favoritos de todo el mundo, como Netflix, Prime Video, YouTube, Hulu o HBO. El apartado más interesante es la capacidad de transmitir juegos desde un PC en otra sala al televisor para aquellos que tenga una tarjeta gráfica más o menos actual de Nvidia.

Yo esperaría un precio de 2000 a 3000 euros por cada uno de estos modelos, y me pondría en el punto superior de ese rango de precios debido al tamaño del panel y a que son un nicho de mercado. No es fácil crear un panel de monitor de 65 pulgadas con calidad DCI-P3 y con buena homogeneidad de panel, salvo que AU Optronics haya tomado algún atajo o haya asumido alguna concesión en la calidad del panel.

442465 bytes 397795 bytes 254691 bytes 102867 bytes 32091 bytes 128630 bytes

Vía: ASUS, HP, Acer.