Nvidia y AUO han estado trabajando durante más de dos años en crear un panel y la electrónica necesaria para hacer funcionar G-SYNC con paneles de 144 Hz a resolución 4K y HDR. No ha sido tarea fácil, y además ha terminado necesitando de un módulo de procesamiento de señales bastante más avanzado de lo que habrían esperado. Hacer funcionar las imágenes de alto rango dinámico (HDR) con la tecnología de refresco adaptativo G-SYNC no ha sido fácil. El desmontaje de un PG27UQ de ASUS ha dado un buen vistazo a ese nuevo módulo de image.

Se base en una placa con una matriz de puertas programables o FPGA, que es una versión avanzada de los ASIC que puede ser reprogramada. Su potencia de procesamiento es comparativamente mucho mayor a un procesador de PC, con un consumo sustancialmente inferior. El incluido en ese módulo G-SYNC HDR es uno fabricado por Altera (Intel), y su precio comprado suelto supera los 2000 euros. En PC Perspective calculan que su precio comprado en grandes cantidades podría llegar a los 500 dólares, pero es probable que sea bastante más barato puesto que no es un chip que se pueda comprar fácilmente si no eres un fabricante de equipos.

El módulo G-SYNC HDR también incluye 3 GB de memoria DDR4 a 2400 MHz, que es una cantidad bastante superior a los 768 MB del módulo HDR original. Se puede ver en la imagen de arriba que el chip necesita un ventilador específico para su refrigeración, y por tanto puede provocar cierto ruido, aunque no he visto que nadie se haya quejado por ruido de este monitor.

wm-dsc05045-2.jpg

Vía: TechPowerUp.