Entre las muchas empresas que ha creado Elon Musk está The Boring Company, la empresa de infraestructuras creada para construir túneles que faciliten el transporte de pasajeros en las ciudades. La compañía de Musk ha ganado el concurso para construir una conexión de alta velocidad en Chicago, entre la terminal 1-3 del aeropuerto O'Hare y el Block 37 (el sobrenombre del 108 de la calle North State), en el centro de la ciudad.

The Boring Company era la compañía preferida entre las que se han presentado al concurso de adjudicación, el cual forma parte de un proyecto de renovación del aeropuerto de cerca de 8 500 millones de dólares. Ahora, tanto la compañía de Musk como las autoridades locales tendrán que sentarse a negociar las condiciones del contrato. Cuando el acuerdo definitivo haya sido cerrado, este tendrá que ser sometido a votación ante el pleno del ayuntamiento.

El túnel, una vez esté construido, permitirá que los pasajeros tarden 12 minutos entre ambas paradas a un precio de entre 20 y 25 dólares, a una velocidad de 240 kilómetros por hora. Las cápsulas de pasajeros serán Model X de Tesla modificados para viajar sobre railes, con una capacidad de entre 8 y 16 pasajeros. La frecuencia entre vagones será de unos 30 segundos y funcionará durante 20 horas al día.

En estos momentos, el punto de destino, el Block 37, es un lugar en el que hay oficinas y zonas de ocio, en el que se pretende construir un intercambiador de transporte. Es posible que, al hacerse The Boring Company con esta línea de alta velocidad de pasajeros, participe en la financiación del intercambiador, el cual podría enlazar con las líneas roja y azul de la red de metro y con el aeropuerto de Midway.

El coste total del proyecto se estima en menos de 1 000 millones de dólares, encargándose la empresa de Musk del mantenimiento, operación, financiación diseño y construcción del mismo.

Vía: EnGadget.