Lenovo ha anunciado un curioso mini-PC, no tanto por su formato de cubo sino porque también incluye un asa para poder transportarlo más fácilmente. La idea detrás de este equipo es que ocupe poco espacio y sea fácil de transportar, lo que lo convierte en interesante para los que muevan habitualmente el equipo. Además, los Legion C530 y Legion C730 no están faltos de potencia.

Ambos tienen el mismo tamaño de 231 mm × 332 mm × 242 mm y pesas en torno a los 9 kg. El C530 podrá comprarse con un Core i3-8100, Core i5-8400 o un Core i7-8700, y el C730 sube hasta un Core i7-8700K. Las tarjetas gráficas del modelo C530 son una GTX 1050, GTX 1050 Ti o GTX 1060, o una RX 570, mientras que el C730 solo da opción de la GTX 1060 y la RX 570.

Se pueden configurar con hasta 32 GB de memoria DDR4 y hasta 256 GB de SSD más 2 TB de disco duro. Para los que lo quieran, también se ofrecerá con una memoria caché Optane de 16 GB. En la parte trasera incluye los conectores de vídeo de la tarjeta gráfica elegida, dos USB 3.1, dos USB 3.0, dos USB 2.0, un HDMI y un RJ-45, mientras que en la frontal incluyen dos USB 3.0 y dos de audio de 3.5 mm.

La diferencia entre ambos modelos reside, además de en las opciones de procesador y fuente de alimentación incluida, en que el C530 incluye iluminación roja y el C730 tiene iluminación RGB, que se puede ver a través de la rejilla superior. El diseño interior está compartimentado y hace uso de tarjetas gráficas con refrigeración tipo turbina para expulsar todo el calor por la parte posterior, y en general no tiene mala pinta —otra cosa será el ruido que hagan los ventiladores incluidos—.

El precio del C530 parte de los 829.99 dólares, mientras que el C730 parte de los 929.99 dólares —un i5-8400 con RX 570—.

103616 bytes 65049 bytes 87095 bytes 106442 bytes 71894 bytes 103887 bytes