Lenovo ha esperado a que pasara la vorágine de la Computex 2018 para anunciar la renovación de sus equipos, y empieza por los portátiles. Lo más destacable de los nuevos Legion Y530 y Legion Y730 es su diseño externo, ya que son equipos de gama media para juegos, empezando sobre los 900 dólares, y cuentan con carcasa de plástico y una pantalla casi sin marcos. Hay otros fabricantes de portátiles que en la Computex también han cambiado a este tipo de diseño que sin duda agradecerán los que quiera un portátil de buen aspecto pero sin gastarse 2000 euros en el proceso.

Cuentan con procesadores Core i5-8300H o Core i7-8750H, con hasta 16 GB de RAM de tipo DDR4 a 2667 MHz, y una GTX 1050 o GTX 1050 Ti, ambas de 4 GB de VRAM. Las opciones de almacenamiento llegan hasta 256 GB de SSD de tipo PCIe y hasta un disco duro de 2 TB. Mientras que el modelo Y530 dispone de un teclado retroiluminado en color blanco y un pantalla de 15.6 pulgadas FHD, el Y730 tiene un teclado con iluminación RGB y pantallas de 15.6 o 17.3 pulgadas FHD, con opción de que sea de 144 Hz de tipo IPS.

137060 bytes 117046 bytes 80188 bytes 61000 bytes 112250 bytes 80188 bytes
5_2_.png

El Y530 tiene un tamaño de 365 mm × 260 mm × 24.2 mm y pesa 2.3 kg, con batería de 52.5 Wh para hasta cinco horas de autonomía. El Y730 tiene una batería de 57 o 76 Wh según el modelo, y cambia la carcasa por una de aluminio. Tiene tres USB 3.0, un USB 3.0 tipo C, un mini-DisplayPort 1.4, un HDMI 2.0 y un RJ-45, con wifi 802.11 ac y Bluetooth 4.1. Lenovo también promete que el sistema de refrigeración ha mejorado, aumentando el flujo de aire un 16 % con unas temperaturas de funcionando un 10 % menores.

El precio del Legion Y530 empieza en los 929 dólares y estará disponible a finales de mes. El Legion Y730 parte de los 1179 dólares por el modelo de pantalla de 15.6 pulgadas, y en los 1249 dólares para el de 17.3 pulgadas.