Nvidia ha celebrado su primera conferencia del Computex, y ha hecho un repaso a los productos que tiene actualmente en el mercado, tanto de consumo como profesional. Sin embargo, se ha vuelto a centrar en la inteligencia artificial, y lo único nuevo que ha presentado es la plataforma Isaac. La orienta específicamente para el control de robots, drones y otras máquinas autónomas en diversas industrias, como la fabricación, logística o sanidad, y para hacerla realidad ha anunciado la venta de Jetson Xavier, un kit de desarrollo de 1299 dólares.

Isaac es una solución software compuesta por un kit de programas, bibliotecas y herramientas para desarrollar algoritmos de control de robots. Isaac IMX permite el desarrollo de aplicaciones de aprendizaje automático aceleradas. Por último, también proporciona dentro de la plataforma un realista simulador virtual para que los desarrolladores entrenen a máquinas autónomas a realizar pruebas sobre Jetson Xavier.

La placa que vende está integrada por un procesador Tegra Xavier, del que dio detalles el pasado septiembre, y tiene en su interior más de 9000 millones de transistores. La unidad gráfica es de arquitectura Volta y dispone de 512 núcleos CUDA junto a núcleos tensoriales para los cálculos de aprendizaje profundo, y tiene en su interior más de 9000 millones de transistores. La unidad de procesamiento es de ocho núcleos, con 8 MB de caché de nivel 2 y 4 MB de nivel 3, acompañados de 16 GB de memoria LPDDR4x, 32 GB de almacenamiento eMMC 5.1, y puede codificar y decodificar vídeo a 4K y 60 Hz en HEVC y 12 bits.

La placa tiene un tamaño de 100 mm × 87 mm × 16 mm, e incluye un HDMI 2.0, un DisplayPort, conectores para gestionar hasta 16 cámaras simultáneamente, y cuenta con capacidad de usar hasta ocho pistas PCIe. También dispone de tres USB 3.0, cuatro USB 2.0, y un Ethernet, más los habituales puertos E/S variados de este tipo de placas, como pines GPIO, UART, y conexiones para SD y almacenamiento UFS, etc. Dispone de varios modos de consumo según los requisitos del proyecto, a elegir entre 10 W, 15 W y 30 W. Según Nvidia, tiene diez veces más eficiencia energética y veinte veces más rendimiento que su predecesor, el Jetson TX2.

Su precio va a ser de 1299 dólares para todas aquellas empresas que quieran avanzar en el control de autómatas.