HP ha renovado sus equipos para juegos con procesadores de 8.ª generación, pero también ha anunciado un nuevo monitor. El Pavilion Gaming 32 HDR es uno de los primeros monitores en disponer del certificado DisplayHDR 600, con el que la compañía indica que tiene cierto grado de compatibilidad con las imágenes de alto rango dinámico, y específicamente que alcanza los 600 nits de brillo máximo, siendo su brillo típico de 300 nits. Al menos así queda claramente reflejado que no llega a los 1000 nits considerados estándar para HDR, así como color de 10 bits —el estándar acepta que sea de 8 bits más 2 bits de tramado—.

El panel tiene 32 pulgadas y es de tipo VA, con una resolución de 2560 × 1440 píxeles, con un contraste estático de 3000:1, con ocho zonas de iluminación independientes. La calidad del color de DisplayHDR 600 requiere al menos 90 % de DCI-P3 usada para vídeo, y este monitor tiene 95 % de este espacio de color. No es del todo suficiente para un uso profesional —los profesionales cubren un 98-99 % de esta gama—, pero al menos sí que contará con una buena calidad.

El tiempo de respuesta del monitor es de 5 ms, y tiene un refresco de 75 Hz. Dispone de FreeSync —y no FreeSync 2—, el cual actúa entre los 48 y 75 Hz. El diseño del monitor es estilizado, con una amplia peana, aunque no dispone de unos marcos que se puedan llamar mínimos, aunque tampoco son demasiado grandes. Se puede regular únicamente us inclinación entre los –5º y 20º.

Cuenta con un concentrador de dos puertos USB 3.0, un DisplayPort 1.2, un HDMI 1.4 y un HDMI 2.0. Es compatible con montaje VESA de 100 × 100 mm

Vía: AnandTech.