Si son raros los SSD externos que funcionan sobre USB 3.1, más raros aún son los que utilizan una conexión Thunderbolt 3. Western Digital ha presentado nuevo almacenamiento de este tipo de las series G-DRIVE y G-SPEED, con capacidades y tamaños para todos los gustos. Los más básicos pertenecen a la serie G-DRIVE Mobile Pro, que además son los potencialmente más económicos, ya que está disponible en capacidades de 500 GB por 659.96 dólares y de 1 TB por 1049.95 dólares.

Esta serie, como el resto, está pensada para que el almacenamiento externo actual sobre USB no sea un problema a la hora de transferir archivos. El puente SATA-USB o PCIe-USB limita la velocidad de lectura máxima secuencial pero también la de archivos pequeños, y eso es algo que no ocurre sobre la conexión Thunderbolt 3. Por eso, la orientación de estos nuevos SSD es hacia los que se dedican a la edición multimedia, ya sea vídeos en calidad 8K o procesamiento de imágenes RAW. La velocidad máxima de estos SSD es de 2800 MB/s, y disponen de una carcasa de aluminio.

La serie G-DRIVE Pro dispone de características similares, pero permite la conexión en cascada con otras unidades G-DRIVE Pro. Estará disponible en mayo en capacidad de 960 GB por 1399 dólares, 1.92 TB por 2099 dólares, 3.84 TB pro 4099 dólares y 7.68 TB por 7599 dólares. Por último, la serie G-SPEED Shuttle incluye ocho SSD en su interior con la posibilidad de conexión por hardware mediante RAID 0, 1, 5, 10 o 50, con mismas velocidades de transferencia, en capacidad de 8 TB por 5099 dólares o 16 TB por 7599 dólares.

893103 bytes 855026 bytes 613678 bytes

Vía: The Verge, Guru3D.