Amazon es una empresa que, poco a poco, se va extendiendo a sectores de lo más diversos. Lo que empezó siendo una tienda se ha abierto paso en el sector de la tecnología, abarcando el almacenamiento en nube, el alojamiento de páginas web y el hardware, con tabletas y teléfonos móviles. Recientemente se supo que quería expandir su negocio secundario de los anuncios por internet pero, no contenta con ello, ahora ha adquirido otra empresa para potenciar otro negocio secundario, el de la seguridad doméstica.

La compañía de Jeff Bezos ha adquirido la empresa Ring, dedicada a la fabricación de videoporteros y cámaras de seguridad. Esta adquisición ha sido realizada tras la compra de Blink, la cual se dedica a fabricar también cámaras domésticas. Aunque ni Amazon ni Ring han hecho comentarios, se espera que la marca de esta última siga existiendo. El precio total de la compra ha sido de 1 000 millones de dólares.

Por otro lado, se espera que una mayor integración de los dispositivos de la empresa adquirida con Alexa, el asistente personal de Amazon. También jugará un papel importante en mejorar el servicio Key de Amazon, el cual emplea una cámara y una cerradura inteligente para permitir que los repartidores entreguen los paquetes con las compras de los usuarios.

Vía: The Next Web, Ars Technica.