Apple ha tenido unos buenos resultados económicos en el trimestre navideño, espoleados por unas buenas ventas de sus otros dispositivos, los minoritarios. Pero a estas alturas, incluso minoritario significa millones de unidades vendidas, como es el caso del Watch, tanto la nueva serie 3 como las anteriores que han estado a la venta en año pasado. Según Statista, Apple ha conseguido vender 8 millones de relojes inteligentes en el T4 de 2017, por encima de lo que vendió el mercado de los relojes suizos.

Este dato apunta a una clara tendencia de que los relojes inteligentes podrían dejar de ser un nicho de mercado a no mucho tardar para convertirse en un producto generalista, aunque no será inmediatamente. El sector relojero suizo vendió 6.8 millones de relojes en el mismo periodo de 2017, un 15 % menos que Apple.

Otro dato de interés es que las ventas del sector de relojes suizos está en declive, después de una rápida evolución de ventas entre los años 2000 y 2012, con un estancamiento entre los años 2013 y 2014, y un declive en 2015, coincidiendo con la llegada de los relojes inteligentes y un uso aún más generalizado de un sustituto recurrente como son los teléfonos inteligentes. De hecho el sector de los relojes de lujo, de más de 2500 euros, ha estado bajando significativamente en 2016 y también caerá significativamente cuando se tengan los datos definitivos de 2017.

Vía: TechCrunch.