La próxima semana, el 14 de febrero, puede que lleguen a las tiendas nuevos procesadores Coffee Lake de sobremesa una vez que Intel ha ajustado finalmente la oferta y demanda de sus últimos procesadores. Esta serie, creada a 14 nm++, también llegarán a los portátiles en forma de Coffee Lake H, que es la nomenclatura de alto rendimiento para movilidad. Uno de esos posibles procesadores ha pasado por SiSoft Sandra, arrojando un rendimiento destacable.

Ese procesador sería un Core i7-8850H, y en estos resultados, coparándolo a los del Core i7-7820HQ que sería aparentemente su equivalente de la 7.ª generación, tendría en torno a un 35 % más de potencia. Eso sería unos 159.21 GOPS en SiSoft Sandra del primero frente a unos 117.78 GOPS del segundo. El secreto del éxito estaría en disponer de seis núcleos físicos en vez de cuatro, y ambos tienen multihilo. Tendría un TDP de 45 vatios, y una frecuencia turbo de hasta 4.3 GHz, frecuencia base de 2.6 GHz, y 9 MB de caché de nivel 3.

Intel ahora mismo tiene como competidor de sus procesadores a los Ryzen de sobremesa, que algunos fabricantes por su bajo consumo han metido en portátiles, y los modelos Ryzen de portátil con gráfica integrada. Aunque no se han prodigado mucho, hay portátiles con Ryzen 7 1700 contra los que estos nuevos procesadores de Intel tienen que competir, y probablemente tengan poco que envidiarles.