Nfortec ya lleva más de un año en la producción de componentes de PC, y al menos en el apartado de las cajas está aportando algunos modelos interesantes. La Pegasus que analizo en este artículo es la hermana gemela de la Perseus que pude analizar hace unos meses, en la que cambia sobre todo el aspecto exterior, manteniendo un diseño interior similar.

Ambos modelos son muy interesantes para aquellos que requieren de poblar el interior del PC con bastante almacenamiento, sobre todo discos, lo cual es bastante frecuente todavía. Muchos modelos económicos tienen tan solo dos huecos para discos de 3.5 pulgadas, y en comparación la Pegasus dispone de siete, y cierta modularidad para adaptarse a los que no necesiten tantas.

Desembalado

La Pegasus es algo más grande que la Perseus, y mide 495 × 460 × 205 mm (al. × pr. × an.), y pesa en torno a los 4 kg, que tampoco la harán difícil de transportar. Viene debidamente protegida con espumas, y el panel lateral izquierdo es la misma ventana acrílica de la Perseus, protegida por plásticos por ambos lados.

Ambas tapas, sujetadas por tornillos moleteados, están semiabombadas para dejar espacio a la gestión de cableado por detrás de la placa base, así como para poder poner un disipador de mayor altura. En teoría el disipador puede ser de hasta 170 mm, pero no he podido comprobarlo. de todas formas nunca es buena idea ajustar a la altura máxima indicada por el fabricante, y yo optaría por limitarme a los 165 mm como mucho.

150689 bytes 158415 bytes 123756 bytes 124226 bytes 102399 bytes 107349 bytes 139213 bytes 177275 bytes 244389 bytes 106182 bytes 128367 bytes 188086 bytes 149396 bytes 209938 bytes 196243 bytes 187365 bytes 253142 bytes 195264 bytes 289928 bytes

En esta caja, como en la Perseus, el panel de control está en la superior, hacia el frontal, aunque prescinde del lector de tarjetas. A cambio añade un segundo USB 2.0, y mantiene los dos USB 3.0, los dos conectores de audio de 3.5 mm, el botón de arranque y el de reinicio.

El panel frontal en este caso sí tiene huecos para tres accesorios de 5.25 pulgadas como reguladores de ventilación, paneles de información o de tarjetas de sonido, y es totalmente transparente para dejar ver bien la iluminación interior. En el frontal incluye de serie dos ventiladores de 120 mm, y hay uno más en la parte trasera. Según el modelo elegido, incluyen ledes azules o rojos.

Otro cambio importante, de cara a los equipos de alto rendimiento, es que esta posee dos posiciones adicionales de ventilación. Están en la parte superior, para dos ventiladores de 120 o 140 mm, con una rejilla que los tapa, y adaptados perfectamente para radiadores de 240 mm de refrigeración líquida.

La estructura interior es idéntica a la Perseus. Dispone de una caja retirable, quitando tres tornillos moleteados, para tres unidades de 2.5 o 3.5 mm, más otras cuatro en una caja no retirable. Si se quita la caja superior, se pueden instalar tarjetas gráficas de hasta 360 mm de longitud, aunque recomendaría quitarla si no se necesitan tantas posiciones de discos duros o SSD para mejorar la circulación del aire.

173297 bytes 196065 bytes 192640 bytes 182759 bytes 178192 bytes 210128 bytes 204626 bytes 213040 bytes 190909 bytes 195872 bytes

Aunque no todo el mundo vaya a necesitarlo, que se pueda retirar la caja es de agradecer, aunque este equipo apunta a aquellos que quieren instalar multitud de discos duros. Esto no es trivial porque cada vez se presentan más cajas con un par de posiciones para discos duros de 3.5 pulgadas, y punto. Hay todavía mucha gente, y más con los precios que tienen los SSD, que almacena su contenido en más de dos y más de tres discos duros, y prefieren que sean internos.

Esta caja dispone de anclajes para placas ATX, micro-ATX y mini-ITX. Nfortec proporciona con la caja toda la tornillería adecuada para su ensamblaje, así como las siete bandejas para discos. Las tapas de las ranuras PCIe traseras se tienen que romper, y solo se proporciona una tapa con tornillo. Aunque este tipo de tapas —o cubiertas, por las tiendas que lo traducen literalmente del inglés covers suelen ser las que, tras tener varias cajas, terminan en un cajón para posteriores cajas que se compren. No suelen ser muy caras, y se venden en paquetes de seis o diez, con o sin rejilla.

Montaje

Montar un PC en la Pegasus no resulta más fácil o difícil que montarlo en otras cajas de su mismo precio. El punto de los 50 a 60 euros está actualmente atestado de cajas de PC con ventanas laterales, y tienen tendencia a usar el diseño de compartimento separado para la fuente de alimentación. En cambio, en la Perseus se ha optado por que ofrezca facilidad para instalar multitud de espacio para almacenamiento. Se pueden montar los discos duros y SSD sin problemas en las siete bandejas incluidas.

Al no optar por la cobertura para la fuente de alimentación, en esta caja inevitablemente los cables de una fuente no modular, y los restantes de una modular, habrá que dejarlo a la vista en la parte inferior. Aunque en realidad, la ventana lateral no es suficientemente grande como para que se vean desde el exterior, por lo que tampoco será un problema.

312784 bytes 334512 bytes 312321 bytes 368024 bytes 155163 bytes 247912 bytes

La zona de gestión de cables es suficientemente amplia, aunque no extraordinariamente amplia. Hay que dedicar un poco de tiempo —como se debe de hacer con cualquier caja— a situar bien con bridas los cables de ATX, los conectores frontales, etc., o puede que la tapa derecha no cierre del todo bien. En la zona del cable de alimentación EPS que va a la placa base no hay agarres para situar fácilmente bridas, y es algo que echo en falta, pero en general hay zonas suficientes de agarre en el resto de la caha para poner bridas.

Las zonas de paso de cables no están protegidas por gomas, lo cual es de cajas algo más caras. Si se llena de discos duros el frontal, es recomendable poner el ventilador de 120 mm adicional en la parte inferior para que pueda llegarle aire fresco a la tarjeta gráfica, y si es posible comprarla de tipo turbina para que se expulse todo el calor generado por esta directamente por la parte exterior. Es un viejo truco para los que montan mini-PC, pero que en este tipo de situaciones es igualmente recomendable.

Una vez montado el equipo, la iluminación de los ventiladores queda sensacional, aunque la ventana de la caja es un poco más opaca de lo que me gustaría, por lo que no se aprecia bien el interior de la misma. Es una caja para montar de manera sencilla el PC, sin puntos negativos, pero sí con algún otro frente a la Perseus. Por ejemplo, el punto de anclaje adicional de un radiador de 240 mm en la parte superior de la caja. Está cubierto por una rejilla, lo cual puede llevar a que llegue algo más de ruido al usuario, en función de dónde tenga ubicada la caja —por ejemplo, si es debajo de la mesa, seguramente sí llegue algo más, en función del mucho o poco ruido que haga el ventilador de la CPU—.

Pruebas

El equipo de pruebas montado incluye un fuente Enermax Revolution X't II, un procesador Core i7-6700K, una GTX 1080 Ti , y una refrigeración Hyper 212X de Cooler Master. No corresponde con las fotografías tomadas para ver la iluminación de la parte frontal y trasera. Con un sistema de tres ventiladores para un Core i7-6700K con una subida de frecuencias ligera es más que suficiente, aunque todo dependería de lo sobrecargado de discos duros que esté el frontal de la caja. Además que, con la refrigeración elegida y usando la pasta térmica que viene con ella, el procesador de partida funciona a bajas temperaturas.

Para las pruebas, he tomado temperaturas de la CPU, GPU, y el SSD situado en la parte frontal de la caja, en la zona de gestión de cables. He partido de temperaturas de reposo y se ha dejado en ejecución los programas durante al menos media hora. En este caso, he quitado la caja de tres discos adicionales para dejar más paso al aire, y con la tapa puesta.

ReposoFurmarkCPU en cargaOfimáticaWoWAshes of the Singularity
CPU34 ºC67 ºC61 ºC49 ºC57 ºC65 ºC
GPU34 ºC84 ºC74 ºC41 ºC71 ºC79 ºC
SSD29 ºC38 ºC39 ºC37 ºC36 ºC38 ºC
Expulsión31 ºC39 ºC36 ºC35 ºC39 ºC40 ºC

Los valores son buenos y en torno a los valores habituales que deberían tener los componentes, teniendo en cuenta que la habitación estaba a unos 25 ºC. En cuanto al nivel de ruido, en reposo la configuración no supera los 32 dBA medidos a un metro de distancia de la caja, con un ruido de fondo de 30 dBA. A carga completa, con los tres ventiladores que vienen de serie, tampoco se puede decir que haga un ruido excesivo el equipo, ya que se sitúa en unos 40 dBA, y lo que hace más ruido es la GTX 1080 Ti. Los ventiladores de serie hacen bien su función de mover el aire aportando un nivel de sonoridad bajo.

Conclusión

Como he comentado a lo largo del análisis, la Pegasus es una caja que vendrá muy bien a los que tengan previsto llenar el PC de discos duros o quieran hacerlo desde el primer momento. Con siete huecos para unidades de 3.5 pulgadas tendrá más que suficiente para la inmensa mayoría de usuarios.

Además, en este modelo la ventaja adicional reside en que se pueden instalar unidades de 5.25 pulgadas, para aquellos que vayan a hacer uso de ellas, ya sea un lector de tarjetas, una unidad de grabación de discos ópticos, un controlador de ventiladores, u otros módulos similares que se pueden instalar en ellas.

Con una refrigeración de serie adecuada y no demasiado ruidosa, con el extra de la iluminación, el montaje permite tener una caja vistosa, a pesar de que la ventana lateral sea un poco más oscura de lo deseable. Si se opta por alguna refrigeración por aire con iluminación incorporada, el montaje final ganará atractivo. En definitiva, la Pegasus es una caja bastante completa y recomendable.

Puntuación

8.1

sobre 10